¿Qué son los sistemas locales de justicia?

El trabajo colaborativo implica que conocemos muy bien nuestros límites, pero también las enormes posibilidades y recursos que tenemos cuando actuamos colectivamente, y lo más importante, cuando tenemos voluntad para hacerlo. Los Sistemas Locales de Justicia son una estrategia de trabajo colaborativo entre el Estado y la Comunidad, mediante el reconocimiento de las necesidades de justicia en cada territorio, para asegurar respuestas oportunas y efectivas a la ciudadanía.

Una estrategia de trabajo colaborativo:

  • Es un conjunto de acciones que se planean y se desarrollan colectivamente con el ­fin de mejorar las condiciones de acceso a la justicia.
  • Se articula en lo local, reconociendo las voces, saberes y experiencias de las comunidades junto con las instituciones del Estado para facilitar el acceso a la justicia.
  • El trabajo colaborativo parte de reconocer los recursos con que cuenta cada territorio, para abordar de forma creativa los problemas y resolver pacíficamente los conflictos que se presentan en la vida cotidiana.
  • Se reconoce que uniendo esfuerzos para analizar los problemas es posible encontrar las mejores alternativas de solución. El trabajo en equipo de los operadores de justicia permite proponer respuestas eficientes.

El principio de colaboración para la generación de confianza es la guía para la acción entre el Estado y la ciudadanía en la construcción de paz, en escenarios de violencia prolongada.

Entre la Comunidad y el Estado:

  • Esta es una apuesta clave de la estrategia porque se entiende que la justicia es un derecho preponderante que compete a todos y todas. De esta forma, se busca que las entidades del Estado encargadas de administrar justicia, los pueblos indígenas, afrodesendientes y romaníes con sus sistemas de justicia propia, pero también las comunidades y la ciudadanía en general puedan movilizar su experiencia y solidaridad para ayudar a resolver los problemas que les afectan.
  • Es una invitación a participar y reconocer el poder de la ciudadanía y del Estado cuando trabajan de manera conjunta. Porque todos y todas hacemos parte y construimos Estado.

El trabajo colaborativo implica que conocemos muy bien nuestros límites, pero también las enormes posibilidades y recursos que tenemos cuando actuamos colectivamente, y lo más importante, cuando tenemos voluntad para hacerlo.

Mediante el reconocimiento de las necesidades de justicia en cada territorio para asegurar respuestas oportunas y efectivas a la ciudadanía:

Cada territorio en el país tiene unas características propias. Las dificultades no son las mismas en todas partes, y aunque hay elementos comunes, las diferencias plantean un reto sustancial a la justicia.

  • Por esta razón los sistemas locales de justicia responden a la demanda de los territorios. Es decir, se trata de identificar las necesidades concretas de justicia de los municipios y a partir de ello, movilizar recursos y acciones que permitan ofrecer una atención integral y oportuna.
  • Esa es la importancia del Sistema Local de Justicia, su capacidad de analizar las realidades propias del municipio y la región, para saber cuáles son las mejores alternativas a seguir, generando información para la toma de decisiones.